Seleccionar página

Los grandes álbumes colaborativos son una rareza en la música latina, por lo que cuando corrieron rumores durante más de un año sobre un lanzamiento conjunto de J Balvin Bad Bunny, comenzó a sentirse como una leyenda urbana.

Al final resultó que, las dos superestrellas (nacidos José lvaro Osorio Balvin y Benito Antonio Martínez Ocasio, respectivamente) habían estado discutiendo un posible proyecto durante casi dos años, y en junio lanzaron por sorpresa el OASIS de ocho canciones en Universal Music Latin, etiqueta Balvins. Se inclinó en el n. ° 1 en la lista Top Latin Albums y le valió a ambos artistas su primer top 10 en el Nosotros 200, donde ingresó en el n. ° 9.

Relacionado

Andrew Watt detalla éxitos recientes con The Kid LAROI y Ed Sheeran

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

conejito malo

J Balvin

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Llamando desde Nueva York (Balvin) y Miami (Bad Bunny) en días diferentes, la pareja recordó cómo, al final, hicieron que todo sucediera en solo unas pocas semanas.

Bad Bunny: Fue completamente natural. Tenemos buena química.

J Balvin: En muchos sentidos, Benito y yo compartimos estética y originalidad. Cuando apareció en escena, trajo una nueva perspectiva. ¡Me sentí como el único loco allí! Es muy difícil para un sello reunir a dos artistas de esta manera. Tiene que venir de un lugar de respeto.

Bad Bunny: Cada uno de nosotros vino con nuestras propias ideas, pero solo nos llevó tres semanas grabar juntos.

Bad Bunny: Me gustaba interrumpirlo y desafiarlo. Lo molestaría y le diría que era demasiado lento. ( Risas ). Realmente, todo fue genial.

Balvin: Todo fue cuestión de trabajo en equipo. Hay confianza, hay fe en los demás. En todo caso, el proceso creativo fue muy rápido y muy eficiente. Cada uno de nosotros trae un color diferente, y nos complementamos.

Bad Bunny: Nada fue complicado. Cada uno dimos nuestra opinión, y eso fue todo.

Bad Bunny: De Jos aprendí disciplina, dentro y fuera de la cabina de grabación. Siempre se levanta temprano. Cuando va a trabajar, es trabajo. No va al estudio a bromear. No es de extrañar que haya llegado tan lejos en la vida.

Balvin: También aprendí disciplina de Benito. Viene a hacer lo que tiene que hacer, y compone muy rápido. Sobre todo, sabe lo que quiere. Y eso lo hace más fácil. Y le gusta mucho el baloncesto, y ahora soy fanático.

Bad Bunny: Come muy sano y solo en determinados momentos. Soy un comedor terrible. Por eso soy gordito.

Balvin: Lo mismo, pero al revés. Me encantaría comer hamburguesas, papas fritas, como él, pero los resultados no serían positivos. Y es un ave nocturna total. Lo opuesto a mí.

Bad Bunny: Creo que soy más agresivo. Soy el lado malo, por así decirlo. Si hay que elegir uno bueno y uno malo, yo soy el malo. El estilo Balvins es más relajado. Pero esa mezcla es lo que hace que funcione.

Balvin: Cuando se trata de rapear, es mucho más staccato y su voz es más profunda. Ese es su sello. Mis raps tienen mucha actitud, pero no suenan como Bad Bunny.

Bad Bunny: Ambos estábamos en el estudio haciendo lo nuestro creativamente. Nadie interfirió. Hacer todos los duetos puede sonar complicado, pero depende de los artistas, de los egos. Jos es claro y acepta sugerencias. Y yo también. Jos dijo que sí a todo lo que traje a la mesa.

Balvin: Este disco rompió muchos paradigmas. Es una gran declaración. Es Medellín, Colombia, junto a Santurce, Puerto Rico. Es un álbum que muestra la tolerancia y la unidad y una visión de la cultura.

Este artículo apareció originalmente en la edición del 21 de diciembre de Billboard .

Video: