Seleccionar página

Cuba dijo el viernes que permitirá a todos los cubanos comprar y usar teléfonos móviles por primera vez en el último paso del nuevo presidente Raúl Castro para mejorar el acceso a los bienes de consumo.

Cuba tiene la tasa más baja de uso de telefonía celular en América Latina y el servicio ha estado restringido hasta ahora a extranjeros o funcionarios y empleados del gobierno.

El monopolio cubano de telecomunicaciones ETECSA, una empresa conjunta con Telecom Italia, dijo que comenzaría a vender el servicio al público en general en unos días en moneda fuerte.

ETECSA está en condiciones de ofrecer el servicio de telefonía móvil al público, señaló en un comunicado publicado en el diario Granma del Partido Comunista.

Muchos cubanos han deseado durante mucho tiempo tener acceso a los teléfonos celulares y esperaban que fuera uno de los primeros pasos que tome Raúl Castro, quien el 24 de febrero sucederá a su hermano enfermo Fidel Castro como el primer nuevo líder de Cuba en casi medio siglo.

Esto demuestra que hay un cambio de mentalidad en la cúpula y el reconocimiento de que Cuba tiene que pasar al siglo XXI, dijo un joven técnico informático que pidió no ser identificado.

Raúl Castro ha comenzado a levantar algunas de las muchas restricciones en la vida diaria de los cubanos mientras trata de satisfacer las demandas populares de mejores niveles de vida en el estado socialista.

Al asumir el cargo el mes pasado, prometió comenzar a levantar las regulaciones y prohibiciones excesivas en unas semanas.

Algunos cubanos ya tienen registrados teléfonos móviles a nombre de extranjeros o de sus lugares de trabajo. Ahora podrán poner los contratos a su nombre, dijo ETECSA.

Los cubanos podrán comprar computadoras y reproductores de DVD el próximo mes por primera vez, si tienen la moneda fuerte para pagarlos. Hace apenas dos años, los funcionarios de aduanas del aeropuerto confiscaban reproductores de DVD prohibidos al llegar a Cuba.

Raúl Castro, de 76 años, también ha lanzado una reestructuración de la agricultura para reducir los cuellos de botella burocráticos e impulsar la producción de alimentos.

Una de las principales quejas públicas con las que tendrá que lidiar su gobierno es que los salarios pagados en pesos cubanos son demasiado bajos, mientras que los bienes de consumo deben pagarse en pesos convertibles, o CUC, que valen 24 veces más que los pesos.

Los cubanos pagarán sus teléfonos móviles con tarjetas prepagas compradas en CUC que les permitirán recibir y realizar llamadas internacionales.

ETECSA, en la que Telecom Italia tiene una participación del 27 por ciento, dijo que los ingresos en divisas se invertirán en la expansión de líneas fijas, donde Cuba tiene la sexta densidad más baja de América Latina.

Alrededor del 60 por ciento de los cubanos tienen acceso a divisas mediante remesas en efectivo enviadas por familiares que viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, o mediante bonos y propinas de fábricas y granjas de turistas extranjeros.

En las calles de La Habana, la liberación de los servicios de telefonía celular fue una buena noticia para todos.

Era una medida obvia. Tendrá que haber más para librarse de los mil y un obstáculos que amargan la vida en Cuba, dijo el estudiante universitario Jofre Valdés, de 23 años.

Esto era un anacronismo. Tienen que acabar con todas las restricciones innecesarias, dijo el empleado estatal Humberto Vega.

Relacionado

Latin Pride 2022: el artista español PtaZeta sobre la normalización de las letras del mismo sexo en la música rap

Video: